Museo de Arte Contemporáneo de Bogotá, 5 al 27 de julio de 2014

 

 

Salón de Nuevas expresiones Plásticas 1980-1992

 

“Por estas salas del museo han presentado sus obras en la última década quienes han sido reconocidos con exposiciones destacadas, premios y menciones tanto en el país como en muestras internacionales. Lo que confirma la labor promotora que se ha venido cumpliendo y estimulando una acción a seguir.”
Germán Páez Morales

A pesar de su duración, el número de artistas que incluyó y el cruce de generaciones que generó mientras funcionó, el Salón Nuevas Expresiones Plásticas ha terminado por ser rigurosamente eliminado de la historiografía del arte reciente del país. En su lugar se ha construido una relación de personajes, eventos e instituciones a quienes se ha encargado/asignado la tarea de marcar la trayectoria del arte visual colombiano durante una década en realidad poco estudiada dentro de la configuración del campo artístico local.

Detrás de este proceso se encuentran varias coincidencias:

1.- Todas las entidades identificadas como preponderantes en la configuración reciente del campo poseen una cercanía geográfica con los centros administrativos del país (básicamente el centro de la ciudad de Bogotá);

2.- A pesar de la intermitencia de muchas de las actividades que impulsaron, la gran mayoría de estas instituciones se suele proyectar como eje fundamental de la existencia del campo (desde el Museo de Arte Moderno hasta la sede de la colección del Banco de la República);

3.- Todas se presentan como defensoras de la experimentación a ultranza;

4.- Todas se esgrimen como promotoras de la producción joven y, según sus propios relatos, todos los eventos que organizaron tuvieron amplio efecto en el comercio de arte contemporáneo local.

De esta manera, en ninguna parte se reconoce la presencia, validez o antecedentes que aportó el Salón de Nuevas Expresiones Plásticas, a pesar de que cada uno de esos factores fue impulsado de manera continua por la gestión de quienes se encontraban detrás de la operación el Museo de Arte Contemporáneo mientras este evento se realizó.

Durante doce años se ofrecieron exposiciones colectivas a mitad de año como una manera de construir un espacio de participación para los artistas noveles, con formación certificada o no en centros especializados y con algún recorrido en el circuito comercial.  Al observar la lista de quienes participaron en él, este Salón fue durante mucho tiempo una importante tribuna de acceso al campo artístico para gran parte de los artistas que se formaban en el país.  En él tuvieron sus primeras presentaciones artistas que luego habrían de seguir un extenso recorrido por otros certámenes del campo institucional.

El propósito de esta investigación consiste en recuperar la historia de este certamen, tratando de acercarse a algunos de sus participantes para indagar el significado que tuvo en su carrera, el valor que adquirió ante la población artística del país durante la década de 1980 y su relevancia dentro del panorama de la administración cultural colombiana reciente.

 

Guillermo Vanegas

 

Guillermo Vanegas
En 2010 fundó Reemplaz0, donde realiza curadurías históricas y de arte contemporáneo. Fue curador de los 13 Salones Regionales de Artistas y del 44 Salón Nacional de Artistas. Trabajó en la Oficina de curaduría del Museo Nacional de Colombia y la Gerencia de artes de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. Recibió la Beca de investigación monográfica del Ministerio de Cultura de Colombia en 2015, el Premio Internacional de Crítica de Arte de la revista Lápiz en 2005 y Premio de Ensayo Crítico, otorgado por el I. D. C. T, ese mismo año. Desde 2007 se desempeña como profesor en varias universidades bogotanas. A partir de 2016 coordina la sala de exposiciones ASAB.
Guillermo Vanegas on FacebookGuillermo Vanegas on InstagramGuillermo Vanegas on Twitter