Editorial

18 razones por las que el arriendo fake del MAM rolo fue, sobre todo, una pesadilla de relaciones públicas

1.- Por empoderar a los encargados del área de comunicaciones de un museo reconocido por sus extensamente documentados problemas de comunicación.

2.- Porque su conclusión fue tan improvisada como su inicio: un día después del primer aviso se le montó otro encima, se convocó apresuradamente a una rueda de prensa para “explicar” lo sucedido.

3.- Porque esa rueda de prensa confundió más que resolvió: a pesar de poner muchísimo, de nuestra parte, quienes fuimos entendimos menos.

4.- Porque esa rueda de prensa mezcló, actualizó, reactualizó, performó una serie de eventos que, con o sin letrero, igual haría el museo: “que la celebración de sus 55 años”, “que Yo tengo el mambo”, “que la puerta azul la abre quien tenga esta tarjeta [ruiditos]”, “que el re-relanzamiento de la Red de amigos del museo”, “que nunca hay dinero”, “que Gloria me dijo, me vas a odiar…”, etc.

5.- Porque no para: ahora no se encuentra con facilidad la imagen que “resolvía” la estrategia (el aviso sobre el aviso). Para hacerlo hay que visitar cuentas de opinión específicas, por ejemplo, la del concejal bogotano Juan Carlos Flórez en twitter.

6.- Por que, para el momento en que se lanzó el proyecto, nadie-sabía-nada-a-ciencia-cierta (ni siquiera su medio oficial).

7.- Por confundir a todo el mundo: hasta su alcalde aliado se creyó la ficción –de verdad que el tweet es impagable.

8.- Por confundir a todo el mundo: hasta el momento no se sabe si la imagen hace/no hace parte de la exposición llamada La Toma del mambo.

9.- Por confundir a todo el mundo, hasta “Mario Alirio, del departamento de Comunicaciones [le dijo a Arcadia] para nosotros, los empleados del museo, esto fue una sorpresa esta mañana y estamos súper pendientes de lo que nos diga dirección para compartir con medios. Lo único que se nos ha dicho hasta ahora es que se hizo por falta de recursos y la información de contacto del asesor inmobiliario.

10.- Porque permitió dar a conocer al performer Carlos Muñoz: ¿quién pagó sus honorarios?  ¿quién lo asesoró? ¿los comunicadores le habrán dicho que hiciera su papel así?

11.- Porque permitió dar a conocer a Claudia Hakim como performer: ¿quién la asesoró? ¿los comunicadores le habrán dicho que hiciera su papel así?

12- Por la fabulosa (y previsible, pero no por ello menos sublime) andanada de memes que provocó.

13.- Por la fabulosa (y previsible, pero no por ello menos sublime) andanada de editoriales que provocó, como este de la pintora-periodista María Isabel Rueda.

14.- Por la fabulosa (y previsible, pero no por ello menos sublime) oportunidad de capitalización política que provocó: en medio de la crisis de las basuras de Peñalosa no dejaron de oírse las argumentaciones de siempre sobre “la-cultura-como-cenicienta-del-presupuesto”, “hay-que-apoyar-los-museos”, etc.

15.- Por lo barato del arriendo en términos globales: con ese costo le caben fácil dos Tostaos

16.- Porque le permitió soñar en público a varias personas que opinan sobre arte contemporáneo en Colombia.

17.- Porque en medio de ese sueño se volvió a extrañar una relación pertinente entre esa institución y su contexto inmediato. Así se crea el cuento de que es un ente (semi)privado, estructurado más sobre los intereses de una comunidad (ex)presidencial y (ex)empresarial, y refractario a todo; quienes opinaron coincidieron en lo valioso que sería si dejara de insistir en su pavor por el contacto con sectores más amplios.

18.-Porque permitió volver a lanzar la pregunta: ¿quién se responsabiliza de la curaduría en el Museo de Arte Moderno de Bogotá?

Guillermo Vanegas
En 2010 fundó Reemplaz0, donde realiza curadurías históricas y de arte contemporáneo. Fue curador de los 13 Salones Regionales de Artistas y del 44 Salón Nacional de Artistas. Trabajó en la Oficina de curaduría del Museo Nacional de Colombia y la Gerencia de artes de la Fundación Gilberto Alzate Avendaño. Recibió la Beca de investigación monográfica del Ministerio de Cultura de Colombia en 2015, el Premio Internacional de Crítica de Arte de la revista Lápiz en 2005 y Premio de Ensayo Crítico, otorgado por el I. D. C. T, ese mismo año. Desde 2007 se desempeña como profesor en varias universidades bogotanas. A partir de 2016 coordina la sala de exposiciones ASAB.
Guillermo Vanegas on FacebookGuillermo Vanegas on InstagramGuillermo Vanegas on Twitter